Estrategias de aprendizaje: ¡Descubre cómo y cuándo utilizarlas!

¿Sabes qué son las estrategias de aprendizaje? ¿Tienes idea de cómo y cuándo utilizar cada una de ellas? ¿Aún persisten las dudas sobre cuál elegir? Pues se acabaron tus problemas, ¡aquí encontrarás solución a esas y otras preguntas relacionadas con el tema!

Puedes ser docente o estudiante, eso realmente no importa, pues las estrategias de enseñanza te servirán, sin duda, en uno y otro caso. Si eres profesor, necesitarás la estrategia perfecta para aplicar en clase, según la asignatura que impartas y el nivel de escolaridad que tengan tus educandos. Si eres alumno, debes conocer qué estrategias aplicar a la hora de estudiar o en el mismo momento de recibir los contenidos dados por tu maestro.

Si quieres seguir indagando sobre aspectos relacionados con este, te recomiendo no vaciles en leer Métodos de aprendizaje ¡Los 8 métodos más usados y exitosos en el mundo!, seguramente le sacarás provecho a tu investigación y podrás beneficiarte aún más de los contenidos que recibas en clase o que estudies por ti mismo.

¿QUÉ SON LAS ESTRATEGIAS DE APRENDIZAJE?

Lo primero que debes hacer, antes de comenzar a adentrarte en materia, es saber qué son las estrategias de aprendizaje.

Son muy diversas las opiniones acerca de este tema, según los aspectos que se tomen en cuenta o la visión que tenga cada autor al definir y explicar este concepto. A lo largo de los años, los conceptos también han variado un poco, pero la base sigue siendo la misma.

De manera general, puedo decirte que estas estrategias son procedimientos que persiguen un propósito determinado. Pueden incluir varias técnicas, métodos o tácticas específicas según el objetivo propuesto. Se trata, en resumen, de una especie de guía consciente que sigue pasos definidos, pero que a la vez es flexible en el proceso de aprendizaje.

Estrategias de aprendizaje

¿POR QUÉ DEBES USAR LAS ESTRATEGIAS DE APRENDIZAJE?

Impartir o recibir una clase sin una estructura previa o sin técnicas aplicadas será siempre un fracaso y una pérdida de tiempo: ni el profesor logrará transmitir el contenido de manera satisfactoria, ni los alumnos lo captarán y aprovecharán como es debido. Siempre, por pobre o insuficiente que sea, por pequeña o incluso incorrecta, debes utilizar alguna estrategia o técnica de aprendizaje.

¿Todavía te preguntas por qué? Pues te lo explico, estas estrategias te mostrarán siempre muchas ventajas a tu favor, entre ellas:

  • Hacer más efectivo y eficaz el proceso de aprendizaje en su conjunto.
  • Reflexionar conscientemente sobre qué método o técnica a elegir en cada momento del aprendizaje según la actividad a realizar y las características de quienes la van a realizar (tanto estudiantes que las realicen como profesores que las orienten).
  • Analizar de manera productiva el momento exacto para aplicar y el motivo por el cual utilizar aquella táctica o aquella técnica y no otra.
  • Lograr un aprendizaje significativo, es decir, entender informaciones nuevas y transformarlas en conocimientos aplicables en diferentes situaciones.

¿QUÉ ESTRATEGIA DE APRENDIZAJE ELEGIR? ¿CUÁL ES LA MEJOR DE TODAS?

Ya te mencionaba con anterioridad que son muchos los criterios que existen alrededor de este tema; entonces, ante una elección de este tipo, debes tener en cuenta determinados aspectos para adoptar de manera certera la estrategia que más se ajuste a los objetivos que deseas conseguir.

Si necesitas ayuda con esto, aquí te dejo nota de algunos de estos aspectos que no debes nunca pasar por alto si se trata de seleccionar entre los tipos de estrategias de aprendizaje que existen:

  • Asignatura a impartir o recibir: por el profesor o educando respectivamente.
  • Grado de escolaridad de los estudiantes: según el año académico que reciban o el grado real de escolaridad que tengan, lo cual lleva un análisis particular.
  • Tipo de enseñanza en la que se trabaje: puede variar significativamente de primaria, secundaria, universitaria o especial.
  • Diferencias individuales entre los alumnos: no todos poseen las mismas características o capacidades de aprendizaje.
  • Conocimientos previos que se tengan sobre el contenido a aprender: será mucho más fácil cuanto más conocimiento tengan, y por supuesto, mucho más complejo y deberá ser más certera la estrategia si no existe casi ningún conocimiento o experiencia previa.
  • Tipo de evaluaciones a las que será sometido el estudiante según la materia, aquí se engloba desde el tipo de evaluación, como los test, exámenes orales o escritos, proyectos, trabajos extraclase, investigaciones, tesis; así como el tiempo y frecuencia de los mismos, o la separación o distancia entre unos y otros.
  • Condiciones con que se cuenta para el aprendizaje: debes analizar en este aspecto el tiempo que tienes para aprender o enseñar un contenido, la motivación que tienes hacia él o la ausencia de esta; la dificultad que presenta esta materia frente a otras, etc.
  • Cantidad de información que debe ser aprendida.

Descubre las estrategias de aprendizaje

CLASIFICACIÓN DE LAS ESTRATEGIAS DE APRENDIZAJE

Según cada autor y cada época, han surgido diferentes clasificaciones de las estrategias de aprendizaje. A continuación, te dejo una lista de las 5 más conocidas, así como también una breve explicación de cada una de ellas que te será muy útil cuando desees aplicarla en clase, o en tu propia preparación y estudio individual.

1. ESTRATEGIAS DE ENSAYO:

Fundamentadas en la repetición constante de los contenidos aprendidos, se utiliza en la realización del estudio que implique la memorización de manera esquemática de dichos contenidos. Es muy útil en los primeros grados escolares, aunque se usa todo el tiempo en los diferentes niveles de enseñanza. La repetición puede ser escrita o de manera oral.

Como técnicas fundamentales de las que se auxilia esta estrategia, están el subrayado, la reescritura, la lectura y la repetición en voz alta para el propio estudiante o frente a otra persona; la repetición de palabras desconocidas, la toma de apuntes, etc.

2. ESTRATEGIAS DE ELABORACIÓN:

Basadas en crear relaciones entre lo conocido y lo recientemente aprendido. Si eres el docente, estas estrategias implican la transmisión de los contenidos de manera sencilla y cercana al alumno; si eres quien estudia de manera individual, se trata de aplicar los contenidos nuevos, acercarlos, equipararlos con los que ya conoces, de manera que los hagas familiares y facilites la comprensión de estos.

Para el logro de esta estrategia, te podrás auxiliar de los resúmenes, las analogías, las paráfrasis, las notas que hagas al contenido estudiado, la resolución de preguntas que tú mismo plantees, el establecimiento de relaciones explícitas entre el contenido reciente y el ya conocido, etc.

3. ESTRATEGIAS DE ORGANIZACIÓN O ESTRUCTURACIÓN:

Apoyadas en agrupar la información para lograr recordarla con más facilidad. Para ello debes dividir por partes, en contenidos relacionados, e identificar nexos y jerarquías. De esta manera impones una estructura lógica a lo que deseas aprender, y resulta más fácil al concentrarlo en bloques temáticos.

Como técnicas a utilizar tienes los esquemas, los mapas conceptuales, los cuadros sinópticos, las tablas, pero también los resúmenes y el subrayado.

¿Cuáles son las estrategias de aprendizaje?

4. ESTRATEGIAS DE CONTROL DE LA COMPRENSIÓN:

Se basan en la supervisión constante de los pensamientos y acciones del estudiante. Además, se trata del seguimiento de cada paso en el proceso de aprendizaje: el logro de los objetivos propuestos, la evaluación de las técnicas utilizadas, la efectividad de cada una de estas técnicas, y su posible cambio en función de un mejor aprovechamiento del proceso.

Como otra de las estrategias de aprendizaje,  en esta el alumno debe entender lo que está aprendiendo y por qué debe aprenderlo, o sea, el beneficio que obtendrá de ello. Dentro de estas estrategias pudiéramos hacer una división en tres subestrategias, que son las siguientes:

  • Estrategias de planificación: es el conjunto de actividades que realizará el estudiante antes de comenzar a hacer alguna acción; por ejemplo: establecer objetivos, determinar requisitos para realizar de manera correcta el proceso de aprendizaje, estructurar tareas según el tiempo que se tenga, definir las técnicas a utilizar para lograr el objetivo propuesto, designar responsables de cada tarea o actividad, etc.
  • Estrategias de regulación, dirección y supervisión: es muy útil para verificar la capacidad que posee el alumno de ajustarse a la planificación propuesta en la etapa anterior y la efectividad de la misma. Aquí pueden ajustarse los periodos programados para la ejecución y el cumplimiento de cada tarea y adaptar las estrategias y técnicas según los resultados que se quieran obtener. Se trata, básicamente, del seguimiento y el ajuste de la planificación.
  • Estrategias de evaluación: se desarrollan durante todo el proceso de aprendizaje y, como su nombre lo indica, se trata de evaluar el mismo. Tiene como objetivo revisar los avances realizados por el alumno, comprobar el cumplimiento de las metas propuestas, determinar el final del proceso de  aprendizaje y evaluar los resultados alcanzados.

5. Estrategias de apoyo o afectivas:

No están basadas en el aprendizaje de los contenidos por parte del alumno, sino en cómo los aprende y en qué es necesario para mejorar esto.

Se trata de buscar y estudiar las diferentes alternativas para enfocar la atención de los alumnos, mantener la motivación en clase, controlar la ansiedad, manejar el tiempo programado de forma efectiva, no perder la concentración, etc.

Aquí, podrías aplicar técnicas como el premiarte al conseguir objetivos propuestos, el autoengaño al estudiar (o sea, establecer límites falsos para terminar de estudiar y seguir más adelante); para una mejor comprensión de este tema, te recomiendo consultar Métodos de estudio eficaces: ¡Aprende como los grandes genios!, en el cual se aclaran y explican esta y otras técnicas al estudiar, etc.

Diferencia las estrategias de aprendizaje

OTRAS ESTRATEGIAS DE APRENDIZAJE

Por supuesto, estas no son las únicas estrategias de aprendizaje y enseñanza que existen; ya te mencioné antes que son muy diversas y variadas, como los investigadores que las han analizado y propuesto. Te voy a dejar con otra lista de estrategias con su respectiva explicación, ¡elige tú la que quieres usar!

  • Estrategias de aprendizaje primarias: basadas en la comprensión, la retención, la recuperación y la utilización del contenido a aprender por el estudiante.
  • Estrategias de aprendizaje rutinarias: apoyadas en las habilidades básicas para el estudio y la memorización del alumno. Son similares a las estrategias de ensayo.
  • Estrategias de aprendizaje imaginativas: fundamentadas en la creación de imágenes mentales, la asociación de ideas con imágenes, etc.
  • Estrategias de aprendizaje de naturaleza cognitiva: están estrechamente vinculadas al proceso de lectura y comprensión. Están compuestas por varias etapas:
  1. La predicción: en la que se eliminan alternativas improbables relacionadas con el contenido que se lee.
  2. La comprobación: se modifican las predicciones anteriores y se crean nuevas expectativas si las primeras no se ajustan al texto.
  3. La inferencia: se usa para descubrir informaciones que no aparezcan o no hayan aparecido aún de manera explícita en el texto.
  4. El muestreo: es la selección de señales más provechosas en el texto que permitan comprender de manera global el mismo.
  5. El análisis y la síntesis: apoyan la significación del texto, al fraccionarlo en partes y combinando elementos para crear una nueva estructura textual que facilite la comprensión de lo leído.

Si deseas aplicar este tipo de estrategia de enseñanza, te recomiendo echarle un vistazo al artículo Niveles de lectura: ¡Descubre los pasos para mejorar tu comprensión del texto!, que define claramente algunos de estos procesos que te he mencionado.

Conoce las estrategias de aprendizaje

  • Estrategias de aprendizaje de naturaleza interactiva: basadas en el presupuesto de que las personas no aprendemos solas, pues somos seres sociales y como tales interactuamos con otros y así lo hacen también nuestras experiencias y conocimientos. La interacción se puede dar entre iguales (de acuerdo con la edad, el nivel de enseñanza, el rango, etc.) o entre alguien con un nivel de capacitación mayor y otro que desea aprender algo (por ejemplo, el alumno y el profesor).

Como técnicas a emplear en este tipo de aprendizaje están las conferencias de expertos en determinada materia, las exposiciones del profesor, las visitas a instituciones especializadas tales como museos o fundaciones científicas, las entrevistas, etc.

Puedes desarrollar múltiples actividades si aplicas esta estrategia, como por ejemplo, la participación en discusiones científicas, la elaboración de esquemas en forma grupal e incluso el chat, ¡con las tecnologías a la orden del día y favoreciendo tu proceso de aprendizaje!

  • Estrategias de agrupación: se apoyan en la aplicación de esquemas y tablas a manera de clasificación, de manera muy similar a las estrategias de organización planteadas con anterioridad.
  • Estrategias de aprendizaje de memoria: relacionadas con todos los métodos que tengan que ver con esto: repetición, relectura, subrayado, palabras claves, etc. Es similar a la estrategia de ensayo.
  • Estrategias de creatividad: se basan en la flexibilidad y fluidez en clase, para darle oportunidad al estudiante de crear sus propias ideas y reflexiones mediante el análisis de determinados temas.
  • Estrategias de aprendizaje generativas: asentadas en la comprensión del alumno y la recreación del contenido por medio de sus propias palabras. Se ayuda de la paráfrasis, los resúmenes, las visualizaciones, etc. Similar a la estrategia de elaboración explicada antes.
  • Estrategias de aprendizaje constructivas: basadas en el razonamiento de todo tipo por parte del alumno, por ejemplo: el analógico, el deductivo, o el inductivo; así como en la transformación y la síntesis de los contenidos estudiados.
  • Estrategias de aprendizaje de repetición: con un control cognitivo mínimo, se trata de la utilización del registro y los apuntes, la repetición, la copia, etc.

Estrategias de aprendizaje para ti

  • Estrategias de aprendizaje por repaso: similares a las mencionadas antes, utilizan como técnicas fundamentales el subrayado, la repetición, la copia, etc.
  • Estrategias de gestión: al igual que las de elaboración, trabajan con el subrayado, los apuntes, así como la clasificación y comparación propias de las estrategias de organización.
  • Estrategias de codificación: son las que utilizan la nemotecnia (procedimiento de asociación mental para facilitar el recuerdo de algo) para y sus recursos, como por ejemplo los acrónimos, las rimas, las palabras claves y las imágenes; así como la elaboración simple y compleja por medio de la asociación e integración de los nuevos contenidos con los ya conocidos por el estudiante.
  • Estrategias de aprendizaje colaborativo: basadas como se infiere por su nombre en el aprendizaje en grupos, con la ayuda de la resolución de problemas y la técnica de la pregunta. Con múltiples actividades a desarrollar sobre todo si tienes que hacer un proyecto en equipo, como por ejemplo la discusión grupal, los foros virtuales, el chat, la elaboración de productos grupales, etc.
  • Estrategias de recuperación: se trata de la búsqueda de información y respuestas. Como técnicas a utilizar en esta estrategia aparecen la redacción, el autointerrogatorio con sus respuestas, etc.
  • Estrategias de aprendizaje generales: relacionadas con procesos afectivos y cognitivos. Aquí aparecen juntas muchas técnicas y estrategias, como las de procesamiento, de elaboración conceptual, de ejecución, de generalización, de recuperación, de solución de problemas, etc.
  • Estrategias de aprendizaje situacionales: están ligadas al aprendizaje académico. Utilizadas para realizar tareas en este rango, mejorar conductas ante el estudio, tomar apuntes, trabajar de manera cooperativa, mejorar la lectura comprensiva, etc.
  • Estrategias de aprendizaje metacognitivas: relacionadas con el conocimiento y el control voluntario sobre los propios procesos cognitivos. Trabaja con habilidades en el estudiante como:
  1. La fluidez: capacidad de producir ideas y asociaciones, así como de cambiar una idea por otra equivalente.
  2. La flexibilidad: es la capacidad del estudiante de organizar de diversas maneras elementos ya organizados y clasificados de alguna manera.
  3. La originalidad: capacidad de producir ideas novedosas, diferentes, etc.
  4. La elaboración: capacidad de analizar y argumentar una idea ya existente.
  5. La anticipación: capacidad de previsión de lo que ocurrirá en el texto basándose en elementos paratextuales como el título, subtítulos, gráficos, nota de contracubierta, etc., y con despliegue de la imaginación y las experiencias personales.
  6. La transformación: capacidad para cambiar informaciones y relacionarlas entre sí según se desarrolle la acción en el texto.
  7. La implicación: capacidad para prever consecuencias según lo que suceda en una acción determinada, etc.

¿Cuáles son las estrategias de aprendizaje?

  • Estrategias de manejo de recursos: fundamentadas en estrategias de apoyo que contribuyen a que la resolución de la tarea o actividad se lleve a buen término. Buscan sensibilizar al estudiante con lo que va a aprender, y para ello integra tres ámbitos: la motivación, las actitudes y el afecto.

No se enfoca directamente sobre el aprendizaje, sino en mejorar las condiciones materiales y psicológicas en que se produce el mismo. Similar a las estrategias de apoyo o afectivas planteadas con anterioridad.

  • Estrategias de autoaprendizaje: basadas en el estudio y tareas individuales, en los proyectos y las investigaciones. Pueden desarrollar como actividades fundamentales y de apoyo la lectura comprensiva, la solución de ejercicios, la elaboración de esquemas o de un diario de investigación.

Son muy utilizadas en los niveles superiores de la enseñanza, o incluso en algunos métodos aplicados en la actualidad a alumnos en grados primarios en que estos estudian el contenido en casas, por sí solos, y luego van a clase a confrontar dudas y experiencias.

Bien, ya tienes una buena selección. El resto ya va por ti. Elige la que más esté relacionada con los objetivos que deseas alcanzar y aplícala en tu salón de clases, con tus estudiantes o en tu vida diaria.

Recuerda: estas estrategias son excelentes si eres profesor y tienes que impartir una materia dada, pero también si eres alumno y necesitas esa ayuda extra para tus estudios en casa o incluso para entender lo que trata de hacer tu maestro en el aula.

Si conoces bien estas estrategias de aprendizaje, te facilitarán la comprensión de los procesos cognitivos y podrás aplicarlo en tu propio caso para optimizar tu estudio y la incorporación de nuevos contenidos cada día.

Si estos temas te interesan, te recomiendo que sigas consultando. Un texto muy interesante que puedes leer sobre este tema es sobre el uso de estrategias de aprendizaje en estudiantes universitarios y estudiantes de maestría, así podrás complementar lo aprendido.

Así como también podrás encontrar en nuestra página artículos que te interesarán y te serán de mucha utilidad cuando estudies o prepares tus clases. Entre ellos te recomiendo Estrategias de lectura: ¡Consigue leer de forma rápida y efectiva! para que aproveches todo el tiempo que puedas y no tengas que releer los mismos textos para recordar lo ya estudiado.

Ahora sí, ¡a poner en práctica lo que has aprendido aquí!

 

 

Leave a Reply