Estrategias para mejorar la lectura: ¡Síguelas paso a paso!

Leer no es simplemente sentarse a hojear un libro. Se trata de comprender e interiorizar lo que lees. ¿Tienes problemas para concentrarte? ¿Necesitas adquirir mayor velocidad y eficacia al leer? Has llegado al sitio correcto. Aquí voy a mostrarte algunas estrategias para mejorar la lectura que sin dudas te serán de utilidad.

Si quieres seguir indagando en este tema, te recomiendo que revises Niveles de lectura: ¡Descubre los pasos para mejorar tu comprensión del texto! para que aprendas otros tips que pueden ayudarte.

ESTRATEGIAS PARA MEJORAR LA LECTURA: CONDICIONES INICIALES

Antes de comenzar a leer debes hacer una pausa y analizar diferentes aspectos externos que pueden favorecerte o no.

Mira a tu alrededor y revisa lo que te propongo a continuación:

Iluminación:

¿Hay suficiente luz en la habitación donde te dispones a leer? ¿es de día o de noche? ¿la luz te da directamente en el libro o cae de manera incidental sobre él?

Todo esto debes tenerlo en cuenta, en definitiva son tus ojos y tu sentido de la vista los que estarán trabajando constantemente a la par de tu cerebro.

Si ellos se fatigan, la lectura ya no será provechosa, sino que se volverá incómoda e incluso dolorosa por momentos. Además, no debes olvidar que esto puede ocasionarte problemas de salud o agravarlos si ya presentas dificultades en la visión.

Temperatura:

¿Hay demasiado frío en la habitación? ¿se te congelan las manos o los pies y tienes que frotarlas todo el tiempo? ¿hay demasiado calor? ¿debes estarte abanicando constantemente?

Estos factores relacionados con la temperatura impedirán tu concentración o la dificultarán mucho. Terminarás por fatigarte por calor o rendirte porque no aguantas el frío.

En cualquier caso, los extremos siempre son malos. Busca la temperatura adecuada para que esto no te perturbe e impida que aproveches la jornada de lectura.

Viento:

¿Se vuelan tus papeles? ¿se cierra o se pasan las páginas del libro? ¿te molesta el viento excesivo?

También con todo esto será imposible que te concentres. Estarás más pendiente de que no salga volando algo y se pierda que de la propia lectura. Recuerda que una vez disipada la concentración puede ser extremadamente difícil volver a retomarla.

Estrategias para mejorar la lectura

Organización:

¿Tienes muchos materiales de estudio por doquier? ¿hay demasiados objetos y adornos a tu alrededor? ¿no tienes espacio ni para apoyar lo que lees?

Bueno, lo primero siempre debe ser la organización. Si ordenas tu entorno también tienes ordenado tu cerebro. Además, así no estarás pendiente de aquello que no está en su sitio, de lo otro que se cayó al suelo, o de cuánto tienes por recoger.

Lo peor de la desorganización puede ser que en un momento dado necesites algo para hacer una consulta o un apunte y no lo encuentres por tanto caos. Esto hará que tengas que detenerte a buscar lo que requieres y tomarte un tiempo para ello que podrías haber economizado. Por supuesto, la concentración también sufrirá estragos.

Limpieza:

¿Hay mal olor a tu alrededor? ¿hay insectos rondando tu área de trabajo? ¿hay comida regada y papeles por el suelo? ¿tienes posibilidades incluso de ensuciar y dañar lo que lees?

La pregunta aquí sería: ¿Y cómo pretendes estudiar así? Es imposible que te concentres con todo esto en tu contra, además, tu jornada de lectura se tornará en extremo incómoda y desagradable.

Comodidad:

¿Estás cómodamente sentado o acostado? ¿no hay peligro de que te duela la espalda o el cuello al terminar de leer? ¿tienes que cambiar de posición constantemente?

Al leer debes estar en una posición cómoda para que solo estés concentrado en la lectura y no en cuánto te duele la columna. Cuidarás tu cuerpo y aprovecharás al máximo tu lectura.

Por supuesto, ten mucho cuidado de no estar demasiado cómodo, pues podrías relajarte tanto que te quedes dormido antes de terminar de leer.

ESTRATEGIAS PARA MEJORAR LA LECTURA

Bien, ya tienes las condiciones necesarias para leer. Ahora voy a mostrarte paso a paso cómo mejorar la fluidez de la lectura. Revisa atentamente esta guía que te propongo ¡y ponla en práctica!

Si quieres ayuda extra puedes consultar también Estrategias de lectura: ¡Consigue leer de forma rápida y efectiva! donde aparecen otros consejos que sin duda te servirán.

ESTRATEGIAS DE LECTURA PREVIAS

Lo primero que debes hacer antes de enfrentarte al texto propiamente dicho, es revisar algunos aspectos.

Paso 1: Determina e identifica qué vas a leer

Revisa el material, verifica de qué se trata. Identifica si te es posible el género literario que vas a leer.

Puede tratarse de poesía, narrativa, ensayo, crónicas o un texto dramático; cada uno tiene sus características peculiares, si sabes identificarlas de antemano sabrás a qué te enfrentas y cómo leerlo, pues, aunque te parezca raro, no leemos de igual manera un poema que una novela.

Estrategias para mejorar la lectura, ¿cuál es la tuya?

Paso 2: Objetivos de la lectura

Otro aspecto fundamental que debes tener claro, es la finalidad que persigues con la lectura. ¿Lees por placer? ¿se trata de un texto que debes analizar como tarea escolar? ¿estás haciendo una investigación?

Trázate desde el inicio tus propósitos, delimita el tiempo que le vas a dedicar cada día, planifica tu jornada de estudio de acuerdo a las metas que te propongas conseguir o los ejercicios específicos que tengas que realizar.

Paso 3: Preguntas

Una de las estrategias para mejorar la lectura que más fácilmente puedes utilizar, es el autointerrogatorio.

Se trata de hacerte preguntas relacionadas con el texto, antes y durante la lectura. Pueden ser de cualquier índole, incluso algunas que parezcan muy obvias.

Al finalizar debes comprobar siempre si has logrado responderlas todas. Se trata de evaluar tus conocimientos y tu correcta interpretación de lo leído.

Esta técnica reforzará tu comprensión del texto a la vez que te mantendrá totalmente concentrado en él.

Si tienes la posibilidad, lo ideal sería que alguien con más conocimientos en la materia pudiera revisar tus preguntas y respuestas; si estudias o trabajas en dúo o grupo, esta comprobación la podrán realizar fácilmente.

Paso 4: Predicción de acontecimientos

Otra de las estrategias de lectura para mejorar la comprensión que puedes utilizar, es la predicción.

Para ello puedes valerte del título, subtítulos, resúmenes, índice y notas que pueda tener el texto.

Con una simple mirada a estos elementos paratextuales, podrás inferir los contenidos que tratará el material en cuestión, de esta manera tendrás una idea general y estarás preparado para lo que vas a leer.

Paso 5: Activar saberes acumulados

Siguiendo con lo anterior, al descubrir y adelantar lo que leerás, se activarán los conocimientos previos que tengas.

De manera instantánea debes hacer esta operación, casi inconscientemente. Si aún no lo logras, lo único que tienes que hacer es proponértelo, así, al tener una idea general del texto a leer, solo tienes que intentar llevarlo a tu vida y tus propias experiencias personales.

Al establecer la relación con tus vivencias y acercar el texto a la realidad, te será mucho más sencillo comprender lo que vas a leer.

También puedes leer Estrategia para incrementar y fortalecer la capacidad lectora, la cual te ayudará a complementar lo aprendido en este artículo.

Conoce las estrategias para mejorar la lectura

ESTRATEGIAS DURANTE LA LECTURA

Ya dejaste los títulos y subtítulos, pasaste a la parte extensa del texto y vas a comenzar a leer. Aquí te propongo algunos pasos de estrategias para mejorar la lectura y que sea eficaz, que no debes olvidar:

Paso 6: Representación visual

Como otra de las estrategias para mejorar la lectura, se encuentra la representación visual, la cual a veces ocurre inmediatamente que comienzas a leer; la imaginación empieza a funcionar y te haces una representación mental de lo que estás leyendo.

Si no ocurre así, puede que no estés totalmente concentrado o que no estés comprendiendo lo que lees; detente entonces, regresa atrás y comienza de nuevo, esta vez tratando siempre de representar lo que lees.

Todos los géneros discursivos, por supuesto, no son iguales a la hora de imaginarte lo que sucede; si se trata de una obra narrativa es muy sencillo, porque solo tienes que recrear personajes y situaciones.

Si es un ensayo puede costarte más trabajo, pero siempre habrá una manera de hacerlo, de crearte una imagen personalizada que después te ayude a entender y recordar lo leído.

Paso 7: Aclara dudas

Si comienzas a leer y tropiezas con alguna palabra que desconoces, tienes tres opciones:

  1. Inferir su significado por lo que dice el resto del texto,
  2. Buscar en el diccionario las diferentes acepciones y encontrar la que mejor se adapta a lo que lees
  3. Seguir leyendo sin entender la palabra.

Es probable que no tenga que decirte que la tercera opción queda descartada si tu objetivo es entender la lectura.

Tener un diccionario al alcance de la mano,  una computadora o alguien a quien preguntar, puede ser una de las mejores estrategias de lectura eficaz. Si aclaras tus dudas con antelación, no tendrás que volver atrás y perder tiempo en ese retroceso.

Recuerda: vale más unos pequeños minutos para buscar en el diccionario, que largas horas leyendo en vano sin entender nada.

Cuáles son las estrategias para mejorar la lectura

Paso 8: Parafrasear y resumir

La paráfrasis no es más que decir lo que el texto expone pero con tus palabras. El resumen, por el contrario, es tratar de expresar de manera concreta lo que el texto explica, y utilizando según sea posible solo las palabras que aparecen en él.

Entonces, estas son dos estrategias de lectura para mejorar la comprensión que pueden resultarte de mucho provecho. Solo si logras entender lo que lees podrás aplicarlas.

Paso 9: Ideas e información importante

Cuando lees no toda la información que se te  muestra es importante. Debes ser capaz de determinar qué ideas tienen mayor relevancia sobre otras.

Detectar las ideas centrales o primarias en un texto y diferenciarlas de las secundarias es otra de las estrategias para mejorar la lectura que te propongo.

Si no logras la total comprensión del texto esto puede ayudarte mucho. Te verás forzado a segmentar por partes lo que lees y de esta manera lo entenderás mejor.

ESTRATEGIAS DESPUÉS DE LA LECTURA

Entre estas estrategias para mejorar la lectura nos dice que aunque no lo creas, el proceso de leer no acaba cuando llegas al punto final.

Si no aprovechas esos minutos inmediatamente posteriores, vas a desperdiciar una gran parte de lo leído.

No siempre recordamos todo lo que leemos, aunque hayamos comprendido perfectamente el texto; entonces, para evitar males mayores, te recomiendo al terminar de leer:

Paso 11: Revisión

Este es un paso similar al que realizaste al inicio, al ver título, subtítulos, etc.; solo que esta vez no lo estás haciendo para inferir significados, sino para revisarlos.

Esta breve exploración te hará reafirmar lo que acabas de leer y asentar conocimientos.

Paso 12: Comprensión consciente

En el mismo momento en que realices el paso anterior, así como también estas  estrategias para mejorar la lectura, debes ir revisando qué comprendiste perfectamente y qué no.

Si quedaron espacios de vacío, te recomiendo retornar a ellos. Si hay algo que no recuerdas con claridad, debes retomarlo por unos instantes para que no te queden dudas. Todos los conceptos o las partes de la historia en el caso de que sea narrativa, deben quedar claros para ti.

Recuerda que si no entendiste bien algo y lo dejaste pasar, incluso en este paso, puede convertirse en una zona de debilidad a la hora de evaluarte.

Identifica las estrategias para mejorar la lectura

Paso 13: Representación global

Bueno, al inicio de estos pasos de estrategias para mejorar la lectura, te dije que debías ir construyendo una representación mental de lo que ibas leyendo, no importa el género que se trate.

Ahora debes unir las partes. Al llegar a este punto trata de hacerte una imagen general de todo lo que acabas de leer, no tiene que ser necesariamente como si se tratara de una película, pero es recomendable que no dejes nada olvidado.

Paso 14: Posibles críticas

Para finalizar, puedes aventurar opiniones y críticas sobre lo que has leído.

Si te es posible, anota todas estas impresiones en un cuaderno para que después puedas contrastarlas con las de otras personas, te sorprenderá encontrar aciertos y diferencias con los criterios de otros; comprueba entonces si te equivocas o estás en lo correcto con la ayuda de alguien versado en la materia.

ESTRATEGIAS PARA MEJORAR LA LECTURA: LO QUE NO DEBES HACER

Bueno, ya tienes una guía paso a paso de lo que deberías hacer al aplicar estas estrategias para mejorar la lectura y la fluidez, ahora quiero mostrarte algunos errores que no puedes darte el lujo de cometer:

  • Retroceder: Esto puede resultarte muy nocivo, además de que te retrasará. Si tienes ayuda cerca y consultas las dudas, no tendrás necesidad de volver atrás.
  • Apurarte más de lo que puedas: Tampoco se trata de querer correr si puedes caminar, atropellar la lectura no es leer rápido; si vas tan apurado como para que no te dé tiempo de comprender correctamente lo leído, ¡entonces vas más lento de lo que imaginabas!
  • Leer en voz alta: Cuando a las personas les cuesta concentrarse y comprender, utilizan este recurso; si eres de los que lo necesita, te recomiendo que lo elimines en el menor tiempo posible. Tardarás más en terminar la lectura y nunca lograrás concentrarte de verdad.
  • Palabra por palabra: En los primeros grados escolares nos enseñan a leer de esta manera, ¡pero no puedes llegar a adulto leyendo así! La lectura debe ser por grupos de palabras, no puedes tratar de dividir al mínimo un texto, pues dificultará tu comprensión al demorarte tanto para leer.

Conoce las estrategias para mejorar la memoria

Bien, ya tienes una guía por pasos de las principales estrategias para mejorar la lectura, solo te queda aplicar lo aprendido y seguir investigando sobre otros temas que puedan ayudarte a la hora de estudiar.

Yo te recomiendo los artículos Métodos de estudio eficaces: ¡Aprende como los grandes genios! y Métodos de aprendizaje ¡Los 8 métodos más usados y exitosos en el mundo!, los cuales te servirán para ampliar lo que acabas de leer.

Ahora sí ¡a trabajar!

 

Leave a Reply