Modalidades de lectura: ¡Descubre las diferentes formas de leer!

¿Sabías que existe más de una manera de leer un mismo texto? Aunque leas todo el tiempo, quizás nunca te has percatado de ello o no le has prestado atención, pero, según el objetivo que se persiga, podemos acercarnos a la lectura de diferentes formas. A esto se le llama modalidades de lectura, y lo aplican estudiantes y profesores en todo el mundo.

Puedes ser uno de los afortunados que sí conoce sobre este tema. ¿Quieres ampliar esos conocimientos? ¿Necesitas ayuda en la preparación de tus clases o en tu estudio individual? Sigue leyendo este artículo y descubre los distintos modos en que realizas la lectura y el secreto para hacerlo de manera correcta.

Si es de tu interés, puedes continuar indagando en temáticas similares que te serán de mucha utilidad. Solo tienes que seguir mi recomendación y consultar Estrategias de lectura: ¡Consigue leer de forma rápida y efectiva!, donde encontrarás otros contenidos afines con el artículo que ahora te presento.

¿QUÉ ES LA LECTURA?

La lectura es un acto puramente de comprensión. Si no tenemos comprensión lectora, es decir, si no entendemos lo que estamos leyendo, pues desperdiciamos el tiempo.

La lectura es el medio por el cual nos adentramos en informaciones y significados. No es la mera decodificación de signos y caracteres lingüísticos, sino que nos lleva a interactuar con nuestros conocimientos y adquirir nuevos saberes a través de ella.

De acuerdo con esto, si ponemos como ejemplo leer la palabra “perro”, no es simplemente saber cómo suena la letra “p”, la “e”, la “r”, la “r” y la “o”. Ni tampoco es conocer el sonido que hacen estas letras al combinarse. ¡No! Esos conocimientos son primarios en el acto de lectura, ¡y nunca la lectura es tan simple como para quedarse allí!

Incluso una persona que jamás ha leído, por ejemplo, un niño pequeño, al acercarse por primera vez y aprender cómo suenan y se combinan las letras, inmediatamente podrá inferir significados.

Es decir que, al leer la palabra “perro”, decodificará, de forma instantánea, que se trata de un animal, cómo es, los distintos colores y tamaños que puede tener, y además se imaginará o recordará algún perro que tenga en su mente para representar la palabra.

Modalidades de lectura

CLASIFICACIÓN DE LAS MODALIDADES DE LECTURA

Si sigo explicándote por esta misma línea, que la lectura es un proceso de comprensión, ¿cuán importante crees que sean las modalidades de lectura?

Por supuesto que estás en lo correcto si crees que tienen una importancia crucial. Saber las diferentes maneras de leer, hará que puedas aplicar cada una de ellas según el momento preciso, y así lograr entender un texto en su totalidad.

Puede haber muchas maneras de clasificar los tipos de lectura, y esto estará siempre en dependencia de los objetivos que persiga el profesor o el alumno. Así que voy a mostrarte algunas características de los más importantes, para que puedas elegir cuál prefieres utilizar.

Aquí tienes la lista; analiza con cuidado cada una de las opciones:

1. AUDICIÓN DE LECTURA:

Entre las modalidades de lectura, se encuentra esta, en la cual  participan dos o más personas: una lee en voz alta y los demás escuchan. Es muy utilizada en las aulas, más que todo en los primeros grados escolares donde los educandos siguen en sus libros la lectura realizada por el docente y, poco a poco, van encontrando relaciones entre lo que escuchan, lo que leen y el contenido que van interiorizando.

Sirve para incentivar en los alumnos el aprendizaje de la lengua en que se lee (que puede ser otro idioma diferente al nativo),  a través del descubrimiento de las estructuras del lenguaje escrito. También es una manera muy atractiva de acercar a los niños a la lectura como pasatiempo.

2. LECTURA GUIADA:

Aquí también participan varias personas. Su finalidad, como el nombre lo indica, es guiar a los alumnos a formularse preguntas sobre el texto leído.

El profesor o tutor elabora interrogantes que los estudiantes deberán responder, y los va dirigiendo hacia aspectos concretos en el texto. Para llegar a conclusiones y respuestas, de manera individual o en grupo, los educandos aplicarán múltiples estrategias de lectura como por ejemplo:

  • Inferencia
  • Anticipación a los sucesos
  • Muestreo
  • Monitoreo
  • Autocorrección

Conoce las modalidades de lectura

3. LECTURA COMPARTIDA:

Similar a la lectura guiada, en esta modalidad se trabaja siempre en equipos, a diferencia de la anterior, en que eso era opcional. Cada equipo tendrá a un alumno que será quien guíe la lectura para sus compañeros.

Los estudiantes-guía irán aplicando preguntas que pueden ser proporcionadas por el profesor en un inicio, pero luego será el propio equipo quien elabore las preguntas. Se creará un debate en el cual se comentará la información del texto y se verificarán las preguntas y sus respuestas correctas.

Esta modalidad puede serte de mucha utilidad si tienes que preparar un seminario o ponencia en grupo, porque te permitirá hacer uso de múltiples estrategias como el brainstorming; para más información sobre este tema, consulta el artículo Métodos de estudio eficaces: ¡Aprende como los grandes genios!, en el cual te muestro otros trucos a la hora de estudiar.

4. LECTURA COMENTADA:

Entre las modalidades de lectura, en esta clase de lectura también se trabaja en equipos, solo que aquí no hay un solo guía, sino que todos los integrantes lo son; cada alumno o miembro del grupo leerá por turnos y comentará ideas que le sugiera la parte del texto leída.

Al escuchar los comentarios del resto de los integrantes, podrás enriquecer lo que sabes y las informaciones previas que ya tienes.

5. LECTURA INDEPENDIENTE:

Si la lectura es un hobbie para ti, esta modalidad es seguramente la que más practicas. Aquí cada persona elige, de acuerdo con intereses, propósitos o placer personal e individual, el texto que quiere leer.

Puede tratarse de una novela, un cuento, un libro de poemas, de ensayos, o incluso alguna investigación que quieras hacer. Este tipo de lectura la haces constantemente cuando decides leer uno u otro artículo en revistas, periódicos o internet.

Puedes conocer más sobre la autonomía del lector  y profundizar  en este tema.

6. LECTURA EN EPISODIOS:

Como una de las modalidades de lectura, esta es especialmente útil si el texto que tienes que leer es muy largo para acabarlo en un solo momento. Por lo tanto, el texto se divide en partes más pequeñas y así se va leyendo, segmentado, pero con una coherencia lógica.

Si lo realiza un profesor, su finalidad es crear suspenso en el lector y así promover el interés hacia la lectura. Cuando esta modalidad de lectura se aplica en clases, lo que más frecuentemente ocurre es que los estudiantes busquen el texto completo para terminar de leerlo, o estén cada vez más interesados en la materia donde no se ha terminado de leer el texto en cuestión.

Además, con ello se desarrollan habilidades de formulación de predicciones sobre lo que ocurrirá, y se propicia el uso de la memoria para recordar lo leído en cada sesión.

Descubre las modalidades de lectura

7. LECTURA SILENCIOSA INTEGRAL:

Como otra de las modalidades de lectura, esta puede ser similar o casi igual a la lectura independiente, con la diferencia de que aquella se realiza por placer y esta puede ser también por obligación, deberes escolares o laborales.

Es la lectura que utilizas cuando realizas tareas en las que debes desarrollar y emplear a fondo tu comprensión lectora. En ella lees de manera silenciosa un texto en su totalidad, para asimilar toda la información posible que este te brinde.

Si necesitas ayuda para enfrentarte a este tipo de lectura, sobre todo si se trata de una tarea escolar, te recomiendo que leas Niveles de lectura: ¡Descubre los pasos para mejorar tu comprensión del texto!, en el que encontrarás más de una recomendación para poder avanzar en tu comprensión lectora y optimizar tu calidad interpretativa.

8. LECTURA SELECTIVA:

Es una de las modalidades de lectura ampliamente utilizada por profesionales en todo el mundo, más que todo, los relacionados con la prensa.

Está caracterizada por la lectura rápida en algunos aspectos, a manera de “pasar la vista” por encima de ellos sin hacer mucho énfasis, aunque en otros sí prestarás toda tu atención, según selecciones (como el propio nombre lo indica) lo que más te interese o te sea provechoso leer.

Esta lectura la haces todo el tiempo y quizás ni te habías percatado. Por ejemplo, al estudiar pasas por arriba de algunos apuntes y lecturas y decides profundizar en otros en los que sí te detienes. O al navegar en internet, ¡cuánta información puedes encontrar ahí! Pero, solo leerás totalmente y con atención la que sea de tu interés o estés buscando.

9. LECTURA EXPLORATORIA:

Como una de las modalidades de lectura, esta se encuentra dentro de un mismo texto o libro. La hacemos para buscar una información específica o una parte del texto que deseamos citar.

Puede tratarse de una lectura por primera vez de ese contenido, en la que buscamos aspectos específicos, o también puede ser una especie de relectura en la que queremos retomar algo ya visto. De esta manera y viéndolo así, como un repaso y ratificación de algo ya leído, es muy utilizada por estudiantes en todo el mundo.

¿Qué son las modalidades de lectura?

10. LECTURA LENTA:

Entre los diferentes tipos de modalidades de lectura, este que ahora te presento es muy diferente. Se trata de leer de forma pausada y consciente un texto.

Busca como objetivos encontrar recursos literarios presentes en el texto, combinaciones de palabras, juegos del lenguaje usados por un autor determinado, formas estilísticas propias de una época, rimas, etc.

Es una lectura en la que debería primar el placer por ella, aunque puede tratarse de un ejercicio de clase en el que debas descubrir algunos de estos aspectos en un texto dado. En cualquier caso, siempre podrás encontrar, si sabes aprovechar el tiempo de lectura, una especie de atractivo en decodificar totalmente un texto develando los recursos usados por un autor.

11. LECTURA INFORMATIVA:

Similar a la lectura exploratoria, solo que mucho más rápida.

Este tipo de lectura, sin duda, lo has practicado al buscar la referencia a una fecha, una dirección, un nombre o un número telefónico. Es como si fueras sin leer apenas lo que vas pasando, hasta que encuentras exactamente lo que buscas.

Cuando lees un índice para adentrarte en una información o capítulo de un libro, también haces lo mismo al buscar la referencia exacta.

12. LECTURA ORAL:

Entre las modalidades de lectura se encuentra esta y como su nombre lo indica, se trata de hacer la lectura en voz alta. Puedes realizarla para alguien más, como un profesor en la clase, así como también para una persona que no pueda leer el texto y tú se lo facilites, como cuando se trata de alguien con discapacidad visual o un niño pequeño que no sabe leer aún.

Incluso puedes hacerlo para ti mismo, al estudiar o trabajar para concentrarte mejor escuchando el sonido de tu propia voz. De esta manera es como si leyeras dos veces el contenido, porque a la vez que lees estás oyendo: utilizas dos sentidos y estás doblemente concentrado en ello.

13. LECTURA SUPERFICIAL:

Entre las diferentes modalidades de lectura, esta tiene como finalidad captar la idea o ideas generales en todo el texto. No busca profundizar en detalles, sino tener un conocimiento global de lo que se está hablando.

Al acercarnos por primera vez a un texto que debemos estudiar o analizar, es muy recomendado hacer este tipo de lectura antes de empezar, para tener la representación general, macro, sin adentrarnos todavía en conceptos específicos.

Por supuesto, no es para nada recomendable que dejes la lectura solo en este tipo y que no avances más allá. Por mucho que desees apurarte no lograrás captar todo lo que un texto tiene para ofrecerte en este primer acercamiento superficial.

Aprende cuáles son las modalidades de lectura

14. LECTURA COMPRENSIVA:

Como su nombre lo indica, es una lectura que tiene como finalidad comprender el texto en su totalidad. Por supuesto que aquí aparecerían otras modalidades de lectura para logarlo, como la lenta o la silenciosa y es que normalmente ocurre esto, las modalidades se combinan entre ellas, pues no hacemos nunca una lectura de una sola manera.

15. LECTURA REFLEXIVA Y CRÍTICA:

Es muy útil si eres estudiante o si tienes que analizar textos como tu trabajo diario.

Al leer de esta manera estudiarás el texto en cuestión y combinarás esa lectura con los conocimientos previos que tengas. Así, al realizar este tipo de lectura:

  • Evaluarás la relevancia y pertinencia de lo que lees.
  • Aceptarás o no lo que te propone el texto, compartiendo la información que en él aparece o refutándola.
  • No admitirás desde el primer momento la verdad que te propone, sus ideas, como absolutas o reales.
  • Contrastarás y compararás la información que te brinde con tu propio saber y experiencias.

Para realizar esta lectura debes contar con una alta competencia como lector, para poder abordar el texto desde una postura crítica y sin cometer errores en tu interpretación.

16. LECTURA RECREATIVA:

Como una de las modalidades de lectura, esta clase está estrechamente vinculada a la literatura de todo tipo: cuentos y novelas de diversos géneros, poemas, testimonios, etc. Comparte características en común con la lectura independiente.

Es la que predomina al leer un libro por el simple hecho del placer de la lectura. El tiempo que nos lleve leer el libro o el análisis interno que hagamos de él no es lo importante.

Esta lectura fomenta la creatividad, la imaginación y mantiene tu cerebro activo. Si todavía no eres de los que apuesta por el placer de leer, te recomiendo que empieces por esta modalidad, en la que podrás descubrir por qué en la era digital y de las nuevas tecnologías, todavía encuentras personas en la calle que eligen dedicar tiempo a leer un libro.

17. LECTURA GRATUITA:

Este tipo de lectura se hace casi siempre al inicio de una clase o taller. En ella se lee por el gusto de hacerlo, sin pedir a cambio a los estudiantes que realicen preguntas u otras actividades relacionadas con lo que se acaba de leer.

Se leen textos cortos en su totalidad, como pueden ser poemas o cuentos. El objetivo deseado es simplemente que los estudiantes se interesen por la lectura y soliciten el libro o el autor para seguir leyendo, pero sin obligación o presiones, sino por el simple placer o conocimiento.

18. LECTURA DIALOGADA:

Entre las modalidades de lectura, este suele utilizarse mucho en las clases donde se practica con textos teatrales o donde aparecen personajes. En los talleres de teatro suelen ser muy útiles para el ensayo y familiarización con la obra, o para elegir quién interpretará cada papel.

Se trata de que cada alumno lea los parlamentos correspondientes a cada personaje. Esto puede dar pie luego a representaciones en el aula, lo que motiva, en gran medida, el interés y análisis por lo que se lee.

19. LECTURA POR PAREJAS

Como una de las modalidades de lectura, esta se utiliza sobre todo en el aula, cuando encontramos estudiantes aventajados y otros con dificultad.

El profesor establecerá pares o parejas entre estos dos “tipos” de estudiantes. De esta manera, el más “adelantado” podrá ayudar al otro e irlo guiando en la lectura hasta lograr igualar a los dos o acercarlos en cuanto a habilidades y técnicas de lectura.

Este es el principio de las tutorías en clases y en labores extracurriculares, donde quien sabe más o tiene más conocimientos, apoya al que puede encontrarse en desventaja con respecto a esto.

Modalidades de lectura

¡Todo listo! Ya tienes las diferentes modalidades de lectura que existen y que, sin duda, podrás practicar más de una de ellas según los propósitos de estudio o interés que tengas.

Mi recomendación final es que trates siempre de hacer agradable el acto de leer. No lo veas como una obligación o imposición y ¡sácale provecho a tu tiempo de lectura!

 

Leave a Reply