Niveles de lectura ¡Descubre los pasos para mejorar tu comprensión del texto!

La lectura es un acto de comprensión y entendimiento. No se trata solo de decodificar o deconstruir la escritura; leer es un acto que implica ciertas habilidades en el sujeto lector. Si quieres saber cómo lograr que tu lectura sea más productiva y eficiente, sigue adelante con este artículo y descubre cuáles son los niveles de lectura y cómo puedes aprovecharlos a tu favor.

Si necesitas una ayuda extra para seguir ampliando este tema, puedes consultar también Estrategias de lectura: ¡consigue leer de forma efectiva y rápida! que trabaja otros aspectos relacionados.

Qué son los niveles de lectura

Niveles de lectura

Por supuesto que para leer alguna vez no necesitas conocer, exactamente, qué son los niveles de lectura; pero, aunque no sepas qué son, todo el tiempo haces uso de ellos. Por lo tanto, si lo que quieres es aprovechar al máximo tu lectura y comprender enteramente el significado o posibles interpretaciones de un texto, ¡te será muy útil familiarizarte con ellos!

También estos niveles nos pueden mostrar los tipos de lectores, en dependencia de si se llega al primer, segundo o tercer nivel, pues cada uno se fundamenta directamente en el anterior. Es decir, que cuanto más entiendas el texto, cuanto más te relaciones con él y puedas llegar incluso a juicios críticos acertados (o no) sin especulaciones vanas, más habrás avanzado en los niveles de lectura y más los dominarás.

En todo caso, estos niveles funcionan con la interacción activa del lector. Si todavía tienes dudas, aquí te dejo una explicación breve, pero más detallada, de las características de los tres niveles de comprensión lectora, para que sepas exactamente de lo que te hablo.

Primer nivel de lectura: literal o descriptivo

Este es el nivel básico, en el que debes trabajar desde el inicio para poder llegar a los otros dos. Como si se tratara de una escalera, no puedes adelantar escalones: tienes que empezar desde abajo para poder subir de forma segura.

Este nivel trabaja de acuerdo a lo que aparece en el texto de forma explícita. A veces aparece dividido en otros subniveles: primario y secundario.

Subnivel literal primario

Aquí se trata del reconocimiento y reproducción de las informaciones que están de manera evidente en el texto. Podemos identificar en este nivel personajes, lugar y tiempo del relato, acciones que suceden y su orden (todo lo anterior en el caso de que se trate de un cuento, novela, etc.), ideas centrales y secundarias.

Lo más importante en este subnivel es el conocimiento que tengas de todas las palabras que aparezcan; así que si hay alguna que ignores, ¡échale mano a un diccionario y aclara tus dudas! La mayoría de las veces no entendemos un texto porque dejamos pasar cosas tan simples como esta.

Subnivel literal secundario

Por supuesto, como ya te había comentado, se van subiendo escalones. En este subnivel ya no solo se trata de identificar y reconocer las ideas e informaciones que aparecen en el texto, sino que entra a jugar su papel la comprensión.

Al entender a cabalidad lo que lees, puedes determinar la información que es relevante y separarla de la que no lo es, por ello puedes llegar en este subnivel a hacer resúmenes o a parafrasear lo que está escrito.

Segundo nivel de lectura: inferencial o interpretativo

Interpretación de los textos

Como ya te expliqué antes, en la lectura, todo el tiempo, el lector interactúa con sus propios conocimientos. En el nivel literal esto no se aplica tanto (aunque ya te dije lo importante que es conocer el significado de cada palabra que lees), pero a partir del nivel inferencial esto ocurre de manera particular.

En este nivel, tendrás como objetivo sacar conclusiones del texto leído. Para ello, no podrás quedarte solo con lo que explícitamente el texto te muestra, sino con lo que no te dice, con lo que no está escrito pero que debes inferir, interpretar.

Por esto es sumamente importante, aquí, la competencia que tengas como lector, es decir, la capacidad según tu propio entrenamiento y las lecturas y conocimientos previos que poseas.

Mientras más práctica tengas, más fácil te será entender un texto y poder inferir lo que no está para llegar a conclusiones. Si no eres una lectora muy experimentada o no has leído mucho, ¡no hay nada de qué preocuparse!; poco a poco irás adquiriendo habilidades.

Una ayuda adicional podría ser el artículo Métodos de estudio eficaces: ¡aprende como los grandes genios! que te recomiendo consultar.

En este nivel es el lector, o sea, tú, quien completa el texto con el ejercicio de su pensamiento. Aquí establecerás asociaciones de los diferentes significados e ideas que antes identificaste en el nivel literal. Relacionarás conceptos para poder llegar a deducir y suponer lo faltante en el texto y su sentido global.

Deberás establecer relaciones de causa y efecto, incluso con los propios motivos del autor para escribir cada aspecto en el texto. El lenguaje figurado deberá estar totalmente decodificado por ti, casi de manera literal. Incluso, en este nivel podrás predecir o recrear distintos finales o sucesos, cambiando lo que ocurre en el texto.

Para todo ello, como puedes ver, es necesario la comprensión total del texto y la participación de saberes previos que puedas tener. De esta manera, las interrelaciones que establezcas te harán llegar a conclusiones más acertadas y de manera más rápida.

Tercer nivel de lectura: crítico, analítico o intertextual

Este nivel implica directamente lo leído con el conocimiento previo que cada lector tenga sobre diferentes temas: la competencia del lector, como ya te había dicho antes.

Es el nivel donde la subjetividad está muy presente, pues parte de lo que pueda inferir quien lee, lo cual incluye interpretar y establecer juicios valorativos sobre las conclusiones a las que se ha llegado.

Es un nivel de alta complejidad y que requerirá de ti el desarrollo de habilidades de comprensión, coherencia, interpretación, dominio del lenguaje, análisis, argumentación, comparación con otras fuentes, evaluación, etc.

Por supuesto, como ya te dije, estas aptitudes las irás adquiriendo con la práctica y con el respeto al leer por el orden de los tres niveles de lectura: no podrás nunca llegar al nivel analítico si tienes desconocimiento total de lo que significa una palabra o de lo que te sugiere una idea central.

Lo más probable, e incluso lo más recomendado y lo que ocurre con mayor frecuencia, es que de este nivel crítico aparezca como resultado la escritura de un nuevo texto; esta vez, vinculando el análisis y la interpretación junto a la subjetividad y los conocimientos de cada lector con lo que nos muestra el texto en cuestión.

Pasos para entender un texto según los niveles de lectura

Niveles de comprensión lectora

Para ayudarte un poco más a entender todo esto, te ofrezco, de manera resumida, los pasos que ya te he ido explicando sobre lo que debes superar según los tres niveles de lectura. Aunque aparecen separados por niveles, los números están de manera continua, pues la lectura es un proceso que ocurre de esta forma y en el que van entremezclándose unos y otros pasos:

Nivel literal:

  1. Leer de manera global para buscar una idea central o general de todo el texto.
  2. Conocer el significado de cada una de las palabras y las posibles acepciones que puedan tener, identificando la que se ajusta al contenido que lees.
  3. Entender cada párrafo con sus respectivas ideas centrales y secundarias.
  4. Identificar ideas centrales y secundarias en todo el texto.
  5. Identificar personajes con sus nombres, lugar en que se desarrolla la acción, espacio en que ocurre, acciones y orden secuencial en que suceden.
  6. Separar la información relevante de la que no lo es.
  7. Reconstruir el texto, a manera de resumen o paráfrasis, con las ideas centrales y con tus propias palabras de forma que no pierda el sentido original.

Nivel inferencial:

  1. Identificar lo que no dice el texto, el contenido implícito en él.
  2. Decodificar el lenguaje con sentido figurado.
  3. Relacionar y asociar todas las ideas y datos identificados con anterioridad, aparezcan o no explícitamente en el texto.
  4. Hacer suposiciones y deducciones sobre lo leído.
  5. Recrear sucesos o posibles finales diferentes al que el texto nos presenta.
  6. Establecer distintas posibilidades de significado.
  7. Sacar conclusiones para llegar al sentido total del texto.

Nivel crítico:

  1. Identificar el tipo de texto leído.
  2. Establecer diferentes puntos de vista.
  3. Relacionar el texto leído con la red de saberes previa que cada lector tenga.
  4. Interpretar, comprender y relacionar cada una de las ideas que aparecen o no en el texto y las conclusiones que saquemos de ellas.
  5. Elaborar juicios críticos con respecto a la lectura y a la manera en que está expresada en el texto la información.
  6. Recreación y escritura de un nuevo texto de análisis crítico con respecto a lo leído.

Ejemplo de aplicación de los tres niveles

Métodos de lectura eficaces

Bien, ya tienes la teoría, pero no hay mejor manera de entenderla que con un ejemplo práctico. Por ello, después de la explicación que antes te he mostrado, y de los pasos que he desglosado para ti, te propongo un breve ejercicio.

Aquí podrás aplicar lo que has leído, con anterioridad, en este artículo y lo más importante, ¡verás que no es tan difícil rebasar los tres niveles de lectura y entender totalmente un texto!

Te propongo este texto del conocidísimo autor Mario Benedetti. Solo te ofrezco ese dato, el resto te lo irás respondiendo con las preguntas que aparecen al final y que te servirán a manera de patrones o guías en los tres niveles de comprensión lectora.

Aquí tienes el texto, ahora ¡a trabajar!:

Los bomberos

“Olegario no sólo fue un as del presentimiento, sino que además siempre estuvo muy orgulloso de su poder. A veces se quedaba absorto por un instante, y luego decía: ´Mañana va a llover´. Y llovía. Otras veces se rascaba la nuca y anunciaba: ´El martes saldrá el 57 a la cabeza´. Y el martes salía el 57 a la cabeza. Entre sus amigos gozaba de una admiración sin límites.

Algunos de ellos recuerdan el más famoso de sus aciertos. Caminaban con él frente a la Universidad, cuando de pronto el aire matutino fue atravesado por el sonido y la furia de los bomberos. Olegario sonrió de modo casi imperceptible, y dijo: ´Es posible que mi casa se esté quemando´.

Llamaron un taxi y encargaron al chofer que siguiera de cerca a los bomberos. Éstos tomaron por Rivera, y Olegario dijo: ´Es casi seguro que mi casa se esté quemando´. Los amigos guardaron un respetuoso y afable silencio; tanto lo admiraban.

Los bomberos siguieron por Pereyra y la nerviosidad llegó a su colmo. Cuando doblaron por la calle en que vivía Olegario, los amigos se pusieron tiesos de expectativa. Por fin, frente mismo a la llameante casa de Olegario, el carro de bomberos se detuvo y los hombres comenzaron rápida y serenamente los preparativos de rigor. De vez en cuando, desde las ventanas de la planta alta, alguna astilla volaba por los aires.

Con toda parsimonia, Olegario bajó del taxi. Se acomodó el nudo de la corbata, y luego, con un aire de humilde vencedor, se aprestó a recibir las felicitaciones y los abrazos de sus buenos amigos”.

Preguntas que pueden ayudarte a aplicar lo aprendido

Primer nivel literal:

  • ¿Desconoces el significado de alguna palabra?
  • ¿Dónde ocurren los hechos?
  • ¿Cuándo ocurren?
  • ¿Es uno o varios momentos temporales los que se ven reflejados?
  • ¿Quién es el personaje central?
  • ¿Cuál es su nombre?
  • ¿Qué características tiene?
  • ¿Quiénes son los personajes secundarios?
  • ¿Qué características tienen?
  • ¿Qué ocurre en la historia?
  • ¿Puedes extraer las ideas centrales y palabras claves de cada párrafo?
  • ¿Cuáles son las ideas (o la idea) centrales de todo el texto?
  • ¿De qué trata el texto en sentido general?
  • ¿Puedes elaborar un resumen del mismo?

Segundo nivel inferencial:

  • ¿Qué significa que Olegario sea un “as del presentimiento”?
  • ¿Qué significa para Olegario esto?
  • ¿Por qué es tan importante para él que todos lo admiren?
  • ¿Qué representa Olegario en sus amigos?
  • ¿Qué pasaría si Olegario no pudiera presentir las cosas?
  • ¿Cómo crees que hubiera sucedido todo si no se hubiera quemado su casa?
  • ¿Podrías recrear otro suceso en la vida de Olegario?
  • ¿Puedes rehacer el final del texto?
  • ¿Qué otro título le pondrías a este texto?
  • ¿Por qué?
  • ¿Qué imaginas que pasó después de que su casa se hubiera quemado?
  • ¿Qué cualidades puedes identificar en Olegario?
  • ¿Qué relación hay entre las predicciones de Olegario y su actitud ante el incendio de su casa?
  • ¿Puedes arribar a alguna conclusión?

Tercer nivel crítico:

  • ¿Qué tipo de texto es este?
  • ¿Qué características tiene este tipo de textos?
  • ¿Los amigos de Olegario son realmente sus amigos?
  • ¿Crees que todo hubiese cambiado si se hubiera equivocado en alguna predicción?
  • ¿Qué crees o qué opinión tienes de la manera en que el autor “soluciona” la historia de Olegario?
  • ¿Crees que lo más importante es que se quemara su casa?
  • ¿Qué crees de la actitud de Olegario?
  • ¿Por qué crees que se comporta de esta manera?
  • ¿Qué piensas de sus amigos?
  • ¿Puedes relacionarlo con algún otro texto que conozcas?
  • ¿Qué enseñanza o moraleja puedes sacar de todo esto?
  • ¿Qué hubieras hecho tú ante el incendio de tu casa si pudieras predecir que algo así sucedería?
  • ¿Qué hubieras hecho tú si fueras amiga de Olegario?
  • ¿Qué te parece el final del texto?
  • ¿Por qué crees que el autor termina de esta manera?

Otros textos para practicar

Pasos para mejorar tu comprensión del texto

Bueno, ya tienes algunas preguntas que pueden serte de mucha ayuda a la hora de analizar este texto. Siempre recuerda: cuando te enfrentes a la lectura en un examen, o por placer, que debes preguntarle siempre a lo que estás leyendo y aprovechar al máximo las posibilidades que el texto te ofrezca.

Si logras delimitar oraciones, párrafos, e ir analizando paso a paso esta estructura, te será cada vez más fácil el ejercicio de comprensión lectora.

Ya sea que se trate de un texto narrativo, descriptivo, o de cualquier otra clase, ¡incluso un problema de matemáticas!, lo importante siempre será que logres entender en su totalidad lo que lees, y poder determinar los datos que aparecen y las informaciones que no se te dan y debes tú  inferirlas.

Recuerda que se trata de ir aprendiendo y ganando en habilidades con la práctica diaria. Si te atreves al reto, aquí te dejo algunos textos más, del autor Augusto Monterroso, que podrán hacerte pensar y analizar un rato.

Como son tan breves, los espacios de silencio o los datos que no te dan, pueden cobrar aún mayor importancia que los que sí aparecen de forma explícita. Aquí los tienes, el nivel de dificultad irá aumentando con cada uno:

  1. La Mosca que soñaba que era un Águila

“Había una vez una Mosca que todas las noches soñaba que era un Águila y que se encontraba volando por los Alpes y por los Andes.

En los primeros momentos esto la volvía loca de felicidad; pero pasado un tiempo le causaba una sensación de angustia, pues hallaba las alas demasiado grandes, el cuerpo demasiado pesado, el pico demasiado duro y las garras demasiado fuertes; bueno, que todo ese gran aparato le impedía posarse a gusto sobre los ricos pasteles o sobre las inmundicias humanas, así como sufrir a conciencia dándose topes contra los vidrios de su cuarto.

En realidad no quería andar en las grandes alturas, o en los espacios libres, ni mucho menos.

Pero cuando volvía en sí lamentaba con toda el alma no ser un Águila para remointar las montañas, y se sentía triste de ser una Mosca, y por eso volaba tanto, y estaba tan inquieta, y daba tantas vueltas, hasta que lentamente, por la noche, volvía a poner las sienes en la almohada”.

  1. El Burro y la Flauta

“Tirada en el campo estaba desde hacía tiempo una Flauta que ya nadie tocaba, hasta que un día un Burro que paseaba por ahí resopló fuerte sobre ella haciéndola producir el sonido más dulce de su vida, es decir, de la vida del Burro y de la Flauta.

Incapaces de comprender lo que había pasado, pues la racionalidad no era su fuerte y ambos creían en la racionalidad, se separaron presurosos, avergonzados de lo mejor que el uno y el otro habían hecho durante su triste existencia”.

  1. El rayo que cayó dos veces en el mismo sitio

“Hubo una vez un Rayo que cayó dos veces en el mismo sitio; pero encontró que la primera ya había hecho suficiente daño, que ya no era necesario, y se deprimió mucho”.

  1. El mundo

“Dios todavía no ha creado el mundo; solo está imaginándolo, como entre sueños. Por eso el mundo es perfecto, pero confuso”.

  1. El dinosaurio

“Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí”.

Este último es un clásico en la narrativa, tanto que incluso un concurso de minicuentos lleva este nombre, ¡a ver cuántos significados puedes encontrar, inferir, interpretar y las conclusiones a las que puedes arribar en lo que no dice este texto!

Bueno, ya solo te queda seguir trabajando, ¡y seguir leyendo! Si no es uno de tus hobbies, verás cómo puedes encontrar en algunos textos experiencias más que placenteras. Haz un esfuerzo y dedícale unos minutos cada día a leer una crónica breve del periódico, o un cuento corto como estos que te he dejado aquí.

Verás que dentro de un tiempo, que no será largo, ¡estarás totalmente preparada para enfrentarte a la comprensión con la ayuda de estos tres niveles de lectura!

Te recomiendo consultar además Métodos de aprendizaje ¡los 8 métodos más usados y de mayor éxito a nivel mundial! ¡para que sigas ampliando tus conocimientos y desarrolles nuevas habilidades en el estudio!

Si quieres retener lo aprendido y no tener que consultar los mismos materiales una y otra vez revisa Cómo mejorar la memoria: ¡utiliza a tu favor estos 20 consejos! y saca provecho de esos tips prácticos que allí se muestran.

 

 

Leave a Reply