Técnicas de aprendizaje y de estudio: ¡10 claves para mejorar tu rendimiento!

Son muchas las opciones que puedes utilizar cuando estás frente a una clase impartiendo una asignatura, o cuando emprendes el estudio por ti mismo. Estas herramientas se conocen como técnicas de aprendizaje ¡y están al alcance de tu mano!

¿Todavía no sabes de qué te hablo? ¿Quieres conocer las diferentes técnicas que existen? Sigue leyendo y aprovecha lo que te brinda este artículo.

Si quieres continuar ampliando sobre este y otros temas, te recomiendo que consultes Métodos de aprendizaje ¡Los 8 métodos más usados y exitosos en el mundo!, para que descubras otras maneras de aprender y enseñar.

QUÉ SON LAS TÉCNICAS DE APRENDIZAJE

Bueno, lo primero que tienes que saber antes de seguir adelante, por supuesto, es qué son las técnicas de aprendizaje.

La respuesta es muy sencilla: son actividades específicas que desarrollan y llevan a cabo los estudiantes cuando aprenden. Son las responsables de la realización del estudio a través de instrucciones definidas.

Esto quiere decir que son las acciones concretas que el alumno ejecuta durante su estudio y análisis. Podrían verse como la parte práctica del proceso de aprendizaje.

¿No tienes claridad aún? Pues encontrarás más adelante explicación a las diferentes técnicas que te expongo.

Técnicas de aprendizaje

DIFERENCIAS ENTRE TÉCNICA Y ESTRATEGIA

Para una mejor comprensión, te propongo que aprendas a distinguir entre técnicas de aprendizaje y estrategias, ya que esto es fundamental para no cometer errores. Aunque están estrechamente relacionadas, una abarca más conceptos y es más amplia que la otra, tanto que la incluye dentro de sí misma.

Ya te mostré antes lo que son las técnicas de aprendizaje, ahora definiremos las estrategias.

Si las técnicas son actividades específicas, las estrategias de aprendizaje son la guía consciente que marca estas actividades y acciones a seguir.

Son los procesos mediante los cuales el alumno (en su estudio individual) o el profesor (frente al aula) elige y coordina los procedimientos a seguir para lograr objetivos concretos relacionados con el aprendizaje.

Las técnicas de aprendizaje por sí solas no son válidas y no sirven de nada. Necesitan para su correcta aplicación de una estrategia pensada que dirija dichas técnicas hacia un propósito determinado con antelación.

Y casi lo mismo ocurre a la inversa: las estrategias tienen necesariamente que valerse de las técnicas de aprendizaje para su implementación y desarrollo.

Te recomiendo, para que puedas aclarar dudas y comiences desde la base, que consultes el artículo Estrategias de aprendizaje: ¡Descubre cómo y cuándo utilizarlas!, en el cual aparece perfectamente explicado este tema.

CLASIFICACIÓN DE LAS DIFERENTES TÉCNICAS

Bueno, ahora sí, vamos a la clasificación.

Por supuesto que son muchísimas las técnicas de aprendizaje y de estudio, y muy diversas según cada persona que las implemente. Tú mismo puedes tener divergencias o aciertos con lo que te propongo a continuación, e incluso puedes tener tus propios métodos.

Hay algunas más conocidas y otras no tanto. Pero lo que sí no tiene ningún margen de dudas es que todas son utilizadas y aprovechadas por estudiantes y profesores de todo el mundo. Comprueba con esta lista cuál de estas técnicas de aprendizaje ya conoces y cuál puedes incluir en tus clases o tu estudio individual.

Técnica 1: Los seminarios

Para su realización se divide el aula en varios subgrupos, lo más recomendable es que sean de entre 5 y 15 estudiantes cada uno, no mucho más. Igualmente se dividen y reparten los temas o textos a estudiar para cada uno de los subgrupos.

Cada grupo entonces tendrá asignado un tema y deberá prepararse perfectamente para él. En un plazo fijado presentará su exposición frente al resto de los alumnos, quienes a su vez estarán preparados para hacerles preguntas.

Esta técnica de aprendizaje no solo funciona en un aula, sino que también es muy útil en grupos de estudio numerosos. De esta manera se evalúan los conocimientos de los ponentes a través de su defensa del tema en cuestión y de las respuestas a los oponentes (que serán todos los demás miembros del grupo que no estén en el equipo de exposición).

Técnica 2: La tormenta de ideas

El “brainstormig” o tormenta de ideas es una técnica de grupo que, al igual que la anterior, se utiliza más que todo para darle solución a un problema.

Se presenta el problema en cuestión con claridad; todos los estudiantes participan y cada uno, por turnos, expone una idea.

Todas las opiniones son anotadas en un pizarrón o en un cuaderno, poniendo como regla que no hay ideas buenas ni malas, y que es de máxima importancia que todos aporten una.

Una vez que se han generado y recogido una gran cantidad de propuestas, se analizan una a una. Solo se priorizan las mejores y más viables.

Luego se traza un plan de acción para implementar las soluciones propuestas y acertadas, y así darle solución al problema planteado al inicio.

Este método de aprendizaje te puede ser muy útil al comenzar una sesión de trabajo. Debe aparecer un moderador que vaya dirigiendo y anotando las ideas que surjan.

Qué son las técnicas de aprendizaje

Técnica 3: El panel de expertos

Es una herramienta de aprendizaje extremadamente útil en los salones de clases.

Se trata de llevar a un grupo de especialistas al aula o a tu grupo de estudio, y escuchar una conferencia o debate de un tema relacionado con la materia en cuestión.

En dependencia de la calidad y profesionalidad de los expertos, así como de su carisma o recursos docentes, será la motivación que despierten en los alumnos.

El objetivo es que se genere, al finalizar la conferencia, un cuestionario por parte de los alumnos hacia los especialistas, para crear un debate fluido y dinámico.

Técnica 4: El recorrido por instituciones

Similar a la técnica anterior, pero un tanto a la inversa. Se trata de llevar al grupo a la institución y a los expertos, en vez de que ellos se acerquen a los alumnos.

El recorrido por centros de investigación y especializados, motiva aún más a los estudiantes, ya que pueden apreciar la parte práctica de toda la teoría vista en clases.

Si te encuentras ante la realización de un proyecto específico, puede ser muy provechoso que visualices otros ya creados o que visites este tipo de instituciones que te brinden asesoramiento en tu tarea.

Técnica 5: La dramatización

También conocida como técnica de escenificación o representación, en ella los participantes representarán varios papeles siguiendo instrucciones para reproducir una situación o un problema real o ficticio.

Puede realizarse tanto en el aula o en un grupo de estudio, debido a que es muy útil para generar preguntas y para una mejor comprensión de los contenidos.

Además, funciona como una excelente motivación para los estudiantes, los cuales agregan su imaginación a la práctica de la clase.

La dramatización puede partir de un texto ya elaborado, pero también de una situación específica que los alumnos tengan que desarrollar.

Técnica 6: El proyecto

Puede surgir basado en la respuesta a la interrogante que plantea el cómo. De ahí parten los debates y discusiones, que siempre serán entre un grupo de personas.

El objetivo es llegar a una meta en común ya expuesta, y para ello todos los integrantes del equipo deberán trabajar activamente. Es una técnica muy utilizada en materias que tienen que ver con ciencias como la Física, la Biología o la Química, aunque también puede aparecer en cualquier otra asignatura.

Casi siempre culmina con algún tipo de implementación práctica de lo debatido por todos o un trabajo investigativo que recoja la fundamentación teórica.

Puede auxiliarse para su implementación de otras técnicas afines como el “brainstorming”, la dramatización, etc.

Técnica 7: La simulación

Entre las técnicas de aprendizaje se encuentra la simulación y se da por observación de una demostración.

Se presentan situaciones casi de naturaleza real, auxiliadas por las nuevas tecnologías: los videos, robots, videojuegos o determinados programas informáticos que contribuyen a su desarrollo y funcionamiento.

El intercambio de resultados y opiniones debe producirse de manera inmediata para complementar esta técnica.

La retroalimentación entre los propios estudiantes, después de concluida la demostración o simulación, estimulará en gran medida el estudio de la materia.

Técnica 8: El caso

Entre las técnicas de aprendizaje, se encuentra “el caso”, el cual es muy utilizado cuando los estudiantes tienen cierto grado de dominio en la materia.

Es magnífico para estimular el análisis reflexivo de los participantes.

Se desarrolla de la siguiente manera: el profesor o moderador entrega un documento con toda la información relativa a un caso o problema determinado, se orienta la discusión hacia el objetivo trazado y se plantean soluciones; todo esto hará que al final se lleguen a conclusiones y a la solución del problema.

Es muy útil para determinar zonas de debilidad en los alumnos, sobre todo si se trata de un grupo de estudio; de esta manera se puede intensificar el análisis y profundización en esas áreas de la materia en cuestión.

Es importante para su implementación tener en cuenta los objetivos que se persiguen, el tiempo que se dispone, la cantidad y el nivel de los participantes; de igual manera, no debes olvidar que a veces se puede considerar más de una solución.

Técnica 9: El juego

Esta técnica puede ser empleada de diversas maneras, debido a que trata de estimular a los alumnos a aprender el contenido mediante la competición entre ellos mismos.

Puede ser usada para enseñar conceptos, ganar en agilidad mental, descubrir nuevos contenidos, etc.; las opciones podrían ser infinitas, todo depende de la creatividad del profesor y de las características propias de los estudiantes que atienda.

Es una técnica que no solo puedes utilizar en tu salón de clases, sino también en tu grupo de estudio, ya que puedes usar juegos de mesa conocidos como el parqués, las barajas u otro que prefieras, y transformarlos en juegos de conocimiento incorporando retos al ganador o perdedor.

El debate y la retroalimentación son fundamentales, además de que la relajación que provoca este tipo de técnicas hace que sea más fácil y placentero asimilar los contenidos.

Técnica 10: La competencia por equipos

Al igual que la técnica anterior, esta trata de incorporar la parte lúdica al estudio. Se puede dividir el aula en grupos, y se van haciendo preguntas. Al final de la clase o el curso, debe premiarse con alguna motivación especial al grupo de los ganadores.

En tu grupo de estudio también puedes implementarla; una idea muy sugerente pudiera ser estudiar la materia en profundidad y elaborar un cuestionario muy completo para que responda el otro equipo. Este, a su vez, debe hacer lo mismo.

Si estudian literatura o tienen que leerse varios textos, esta puede ser una de las maneras más efectivas de analizarlos. Cada detalle y respuesta será evaluada por el profesor o por los propios miembros del equipo contrario.

OTROS ELEMENTOS A TENER EN CUENTA EN EL ESTUDIO

Las técnicas de aprendizaje son solo uno de los elementos que influyen en el proceso de enseñanza.

No basta con que las conozcas, debes tener toda la intención de aplicarlas y de hacerlo bien; además recuerda que tu éxito académico también dependerá de:

  • Las aptitudes intelectuales que tengas y cómo sepas sacarles provecho o intensificar el estudio en caso de dificultades.
  • La motivación y el interés que pongas a la hora de estudiar. No es lo mismo comenzar tu jornada de estudio obligándote excesivamente, forzando la lectura y deseando que pase rápido el tiempo, que tener una buena actitud.
  • La concentración que puedas alcanzar en tu tiempo de estudio para un total aprovechamiento del mismo, sin interferencias o excesivas preocupaciones o estrés.
  • Los conocimientos previos que hayas adquirido y la capacidad que tengas de darte cuenta de cuáles necesitas incorporar y de cómo hacerlo.
  • Las técnicas de aprendizaje (algunas ya mencionadas y explicadas en este artículo) y su correcta implementación.
  • Los hábitos de estudio adquiridos y creados, así como la disciplina a la hora de estudiar.

Lee más sobre técnicas de estudio y hábitos de estudio y amplía tus conocimientos.

Como vez, para estudiar necesitas prepararte y la conquista del éxito parte de ti.

La voluntad y el deseo de seguir adelante y lograr tus objetivos sin rendirte serán tus mejores armas. Junto a ello, las técnicas de aprendizaje se convertirán en las herramientas útiles que te ayudarán en el estudio.

¡Comienza a aplicarlas desde ya!

Si buscas otros materiales que puedan complementar todo lo anterior, lee Cómo mejorar la memoria: ¡Utiliza estos 20 consejos a tu favor! y descubre cómo puedes ayudar a tu cerebro a estar en óptimas condiciones para estudiar.

¡Muchos éxitos en tu estudio!

 

 

Leave a Reply